ALCAHOFA HEART

Lo delicioso de una alcachofa está dentro de ella, no fuera.

Vemos la marca como una alcachofa, hay que quitar las capas externas para revelar el corazón: ahí se encuentra la esencia y el significado de lo que una marca verdaderamente puede ofrecer para construir valor, lealtad y resultados.

Los latidos de nuestro corazón nos dan vida; lo mismo sucede con las marcas. El corazón de la marca establece empatía, conexión, pasión, alegría, satisfacción y fidelidad duradera; por esa razón, todo el mundo tiene una marca favorita, una que no cambia por mucho que otra intente seducirle y una a la que permanece fiel pase lo que pase.

Las marcas con corazón no son marcas cualquiera, establecen una relación tan sólida que es imposible de romper. Son marcas con una carga emocional muy profunda por la que los consumidores sienten un lazo de amor, y el amor es el sentimiento más poderoso del mundo.

¡Es el amor el que hace que prefieras una marca de otra!